top of page
IMG_0847.jpg

Hacer un portfolio

O como convertirse en un
diseñador de página

A mediados de su pregrado en arte y diseño, los alumnos deben preparar y presentar un portfolio de proyectos para sus estudios universitarios, pero hacerlo requiere una serie de métodos atribuido al diseño gráfico, ya que toman en cuenta la puesta en página y composición. Necesitan entrenar su ojo visual en pocos meses para constituir páginas coherentes con imágenes, títulos y texto que sean relevantes. En este proceso, los alumnos aprenden a usar principios de diseño como la escala, la jerarquía, la dirección, la textura, el color, la tipografía, mientras buscan qué narrativa darles a sus páginas. No sólo la forma o el estilo del portfolio es importante, sino también su contenido.

Dos o tres proyectos son presentados uno después de otro, empezando por las etapas iniciales de investigación, seguidas por el desarrollo del proyecto y su resultado final. Desvelar el proceso en sus detalles muestra la creatividad de los alumnos y sus capacidades de reflexión, así como sus capacidades de hacer frente a las expectativas de un grado. Las páginas deben ser claras, visualmente interesantes y conectadas entre sí ya que cuentan el recorrido creativo del alumno. Tales páginas pueden ser hechas a mano con capas de imágenes y de texturas que luego serían digitalizadas o pueden ser directamente hechas con programas como InDesign, Photoshop o Procreate. Como tutor, corregir páginas requiere analizar cada una de ellas, restructurar la forma en la que la información es mostrada, con esbozos o marcando cambios directamente en la pagina impresa, considerando lo que es relevante y visualmente atractivo.

Es útil que en las primeras semanas de desarrollo de portfolio los alumnos se reúnan alrededor de una mesa para compartir sus primeras dos o tres paginas realizadas, apreciar el trabajo de cada uno y dar consejos mediante post-its. Los tutores pueden iniciar el dialogo preguntándoles qué páginas les han gustado más y porqué. Otro ejercicio que vale la pena implementar a mitades de año es poner a los alumnos en pares, uno actuando como supuesto entrevistador y otro siendo el alumno, como si ambos estuvieran simulando una entrevista, practicando con cinco a ocho preguntas y con los portfolios de uno y otro justo en frente. Los actores se ven acompañados de otros alumnos como observadores externos que juzgan la calidad del intercambio.

Publicado: 29 de noviembre de 2022

bottom of page