top of page
WechatIMG1170.jpeg

El Kit de salud

Todos los días durante tres años

En China, WeChat es el equivalente de WhatsApp con la misma función de chat, pero también es una red social en la que se pueden compartir fotos, videos y mensajes en un muro público. No obstante, una de sus funciones más importantes, además del chat, es la opción de pago móvil vinculada a una cuenta bancaria. WeChat Pay es fácil y rápido de usar, ya que uno solo necesita escanear los códigos QR de los demás o dejar que se “nos escanee”, como diríamos. Escanear un código QR no solo ha cambiado la forma en que la gente paga, sino también la interacción social durante la transacción, ya que uno simplemente entra en la tienda, busca el código QR que generalmente se ve en la entrada o en algún lugar cercano al vendedor, lo escanea, paga y casi no se necesitan palabras. En cierto sentido, WeChat Pay determina cómo pagamos, ya que la billetera digital ha reemplazado por completo a las monedas y billetes en las ciudades.

Es importante presentar primero WeChat Pay, ya que los ciudadanos chinos se acostumbraron cada vez más a escanear códigos QR a diario, compartir sus datos y no resistirse a ese determinismo tecnológico. Desde que comenzó la pandemia de Covid-19, apareció un programa de rastreo generalizado, el Beijing Health Kit, como uno de los miniprogramas integrados a WeChat más utilizados. Se encuentra el registro de vacunación pero más importante las últimas pruebas PCR realizadas. También detecta si uno ha estado en un área de alto riesgo, lo que haría aparecer ventanas emergentes, el código verde cambiaría a naranja y uno recibiría llamadas para hacer una cuarentena forzada a domicilio. Desde mediados de 2020 hasta finales de 2022, el código QR del Health Kit debía escanearse todos los días, en todas partes, antes de ingresar a supermercados, restaurantes, centros comerciales, parques, cualquier edificio o área residencial. Los requisitos variaban ya que primero se escaneaba para verificar si el código era verde y uno no había visitado ninguna área de alto riesgo, siendo la función principal del Kit de salud, pero desde marzo de 2022 comenzó a ir cogido de la mano con las políticas de testeo de masas de Pekín.

La capital decidió permitir el ingreso a lugares públicos con una prueba PCR realizada en las últimas 24h, 48h o 72h. Las reglas cambiaban según la gravedad de los brotes, ya que en abril de 2022 se requería una prueba de 24 horas, en verano se requería una de 72 horas y desde noviembre se requería una prueba de 48 horas para moverse a cualquier lugar, incluso para tomar el metro. No cabe duda que el kit de salud de Pekín, como plataforma, es política y solo existe para hacer cumplir la política cero covid de China; influenciando la vida de las personas y restringiéndolas en sus movimientos. Como toda plataforma impulsada por decisiones políticas, perderá sentido a medida que cambien las leyes, como ya sucedió en las últimas dos semanas con el abandono de las restricciones por el Estado. De aquí poco, el Beijing Health Kit quedará obsoleto, al igual que su gemelo, el código de viaje, que dejó de funcionar el 13 de diciembre de 2022.

Como el Health Kit cambió la vida cotidiana de las personas durante tres años, es interesante ver cómo evolucionó el diseño de la interfaz del programa. Por ejemplo, los círculos de colores alrededor de la imagen de perfil fueron animados para evitar que los usuarios usaran capturas de pantalla, que solo mostrarían círculos fijos, y así falsificar su condición. Además, el número de días transcurridos desde que se realizó la última prueba PCR se destacó en tamaño y negrita para que un guardia pudiera verlo en menos de dos segundos. No solo lo visual permitió a los guardias saber si se cumplían las condiciones, ya que el programa también tenía una voz que decía dicho número. Debo decir que a menudo mantenía el sonido bajo en caso de que el escaneo no funcionara, generando una alarma más que molesta. Durante muchos años, los pekineses recordarán el significado de "sin condiciones anormales" y la ansiedad que conllevaba.

Publicado: 20 de diciembre de 2022

bottom of page